Una primera posibilidad de la estancia puede ser el descanso. Para ello, puede ser un lugar ideal no sólo por las posibilidades de la Casa , sino por encontrarse ésta en una localidad pequeña, tranquila, sin problemas de tráfico o la existencia de grandes alborotos.

            Una segunda posibilidad son las ofertas cercanas a la Casa. Se encuentra tan sólo a unos metros del pequeño parque de la localidad, en el que se encuentra la “zona de baños” en el río, la piscina municipal y el paseo en la misma orilla. Otra posibilidad es la existencia de un “mesón” en la puerta de al lado, o la posibilidad de pasar una velada agradable en el “chiringuito” (en los árboles), al que se llega por el puente peatonal sobre “ La Presa  (zona de baños).

            También existe la posibilidad de realizar distancias más largas, bien en “Senderismo”, bien en “Cicloturismo”.

             Otra posibilidad es la Gastronomía. Podemos disfrutar de los platos típicos en el restaurante rural o las “tapas” de los bares, así como degustar una típicas “migas castellanas” o una deliciosa “caldereta”.

            Y si nos decidimos a coger el coche, podemos visitar gran cantidad de lugares, como: